la foto es de Robb Debenport, tomada de www.debenport.com
Para mí "poseer a una mujer" es la posibilidad de adentrarme en la intimidad de su alma a través de la intimidad sexual. No quiero sólo abrirle las piernas y penetrarla: quiero entrar en ella cabalmente, fundirme en sus secretos al hacerle el amor, conocerla enteramente y apreciar esos secretos que sólo muestra una mujer cuando se apasiona y gracias al placer libera sus tabúes y miedos. Gozar de ella y con ella en los planos físico y espiritual.

jueves, 26 de febrero de 2009

incendio

fue tanto el calor de nuestro encuentro
que se incendió el lecho
nos consumimos entre orgasmos
y como dos fénix renacimos
purificados, mejorados y más sabios
para seguir amándonos

3 comentarios:

Sra Angel dijo...

Cuanto mas lo haces, mas sabio te pones. Y cuanto mas amas, mas te incendias en el otro.
Cariños!

Paula de Bera dijo...

Eso es una pasión que vale la pena experimentar, si es con amor, mejor.
Qué lindo es incendiarse en ese ardor!!!
Besos!!!!

Violetas dijo...

Me gusta cuando algo implícito se va volviendo explícito en la imaginación de quien lo lee...me gusto tu blog Ged!!!